I

Con la lanza de Longinos

Tu carne hendió el soldado y

Tu sangre, rojo vino

Endulzándola con hiel

El mundo se ha tomado

Bebiéndola, sorbo a sorbo

Cual si fuese un Agua-Miel

Creen, sus pecados así

Poder haber expiado

De los ancestros y propios

Pecados muy, muy pesados…

 

II

Pero tu Misericordia fluye

Aún al rodar los dados y

El soldado que ganó

Tu manto, sayo Sagrado

Con él enjugó su llanto

Ante el crimen consumado

Haciendo conciencia de ello

Después de reír un rato

 

III

Perdona ¡OH Señor Dios!

Tanto al rey como al vasallo

Pues uno ordena sin voz y

El otro obedece sin manos

Pues todo lo has dado tu y

Ni cuenta se han dado…

Un bello manto al rey

Fuerte coraza al soldado y

Al monje, por ser monje

Sayo humilde has otorgado y

A todititos tres

Sus vestimentas has dado

Mientras que EL MAESTRO JESÚS

En su camino a TU LUZ

Es fuertemente azotado y

Lleno de escupitajos

Por cientos el es pateado

Pero aún encuentra fuerzas

Para, subiendo a la cruz

Mirarnos muy Amoroso

Pero también…!!!Cabizbajo!!!

 

IV

Perdónanos pues, Señor

Si nuestros ancestros pecaron

Que los pecados de los padres

En los hijos son cobrados y

Apiádate de mí

Te lo suplico, llorando

Mira como corre sangre

Entre mi corazón y mi llanto y

Un infierno de Amor

Por ti me está matando

Que ya no retoño yo

Si tu no me estas mirando

Pues siempre serás la vid y

Yo, el tierno y humilde pámpano….

 

 

 Playa Parguito, 15/3/2005

Isla de Margarita, República Bolivariana de Venezuela

 

 

En Homenaje Milenario al MAESTRO JESÚS

De uno de sus hijos con vocación de monje

Y voluntad de soldado

 

   

Enviar a un amigo(a)

   
Publicar en                         Facebook      Mispace     Twiter